Autoridades alemanas creen que Lufthansa no cometió abusos al subir precios

0
641

Las autoridades alemanas de defensa de la competencia consideran que la compañía aérea Lufthansa no ha cometido abusos pese a incrementar los precios de los billetes en Alemania entre un 25 % y 30 % tras la quiebra de Air Berlin, subida que no justifica abrir un procedimiento.

La Oficina federal de defensa de la competencia (Bundeskartellamt) informó de que durante un par de meses Lufthansa tuvo una posición de monopolio en algunas rutas nacionales en Alemania y que tras recibir numerosas quejas por los aumentos de precios de Lufthansa decidió iniciar investigaciones.

El presidente de la Bundeskartellamt, Andreas Mundt, dijo que “los precios de los billetes de Lufthansa eran de media entre un 25 % y un 30 % más caros después de la insolvencia de Air Berlin en comparación con el año anterior”.

Además, añadió Mundt, en algunos casos concretos se produjeron incrementos de los precios más elevados.

“Este incremento de los precios es ciertamente notable pero no justifica abrir un procedimiento por abuso” contra Lufthansa, según Mundt.

La aplicación de un control de la fusión permitió que EasyJet entrara rápidamente en el mercado de forma que los precios cayeron de nuevo inmediatamente.

Estos cambios en los precios hubieran sido menos positivos si Lufthansa hubiera mantenido la posición de monopolio en determinadas rutas a largo plazo.

Otro factor que tuvo que ser considerado, según la Bundeskartellamt, fue que las rutas nacionales examinadas sufrieron una fuerte caída de las capacidades debido a la insolvencia de Air Berlin, lo que hubiera dado como resultado incrementos de precios, incluso, en una situación competitiva intacta.

En octubre de 2017, Air Berlin fue dividida en varias partes y gran parte del personal y de los derechos de despegue y aterrizaje fue a EasyJet.

La Comisión Europea (CE) vetó la intención de Lufthansa de hacerse con Niki, filial austríaca de vuelos vacacionales de Air Berlin, y estudia ahora su fusión con la compañía irlandesa Ryanair.

La Bundeskartellamt seleccionó para llevar a cabo sus investigaciones vuelos Lufthansa y Eurowings de otoño de 2017 y comparó sus precios con los de un año antes.

Posteriormente comparó los precios de los mismos vuelos en febrero de 2018 para valorar el efecto de la entrada de EasyJet en el mercado.

Las investigaciones cubrieron las 13 rutas nacionales con más pasajeros, se investigaron en total 412 vuelos en 44 días.

Los precios bajaron en febrero de este año con la entrada de EasyJet en el mercado y ahora están en el mismo nivel que antes de la quiebra de Air Berlin.

Dejar respuesta

diecisiete − 8 =