Cuba construye 674 nuevas habitaciones turísticas en villas patrimoniales

0
150

Cuba construye 674 nuevas habitaciones turísticas que ampliarán la disponibilidad hotelera de las villas patrimoniales de la isla y ayudarán a reactivar las ofertas locales en la modalidad de turismo de circuito, una de las prioridades actuales del país caribeño, informan hoy medios oficiales cubanos.

Las inversiones incluyen la terminación de 31 proyectos de construcción para este 2018, así como la renovación y ampliación de instalaciones extrahoteleras como restaurantes y marinas, especificó el ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero, citado por la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Marrero recordó que para impulsar el turismo de circuito, la isla ha autorizado la gestión de hoteles situados en sus ciudades patrimoniales por parte de empresas extranjeras.

Entre ellas el titular resaltó el caso de la hotelera española Meliá, que administra ocho instalaciones en Cienfuegos, Trinidad y Camagüey (centro), con un total 931 habitaciones.

La también española Iberostar gestiona tres hoteles “boutique” en la localidad costera de Gibara, en Holguín (este), lanzada en 2017 como nuevo destino turístico en la isla.

El turismo de circuito está entre las opciones preferidas por los visitantes europeos, sobre todo los viajeros provenientes de Alemania, Francia y Reino Unido, mercados que Cuba busca potenciar.

Para desarrollar esta modalidad, la isla caribeña también quiere aumentar los vuelos internacionales directos a sus destinos y mejorar el transporte interno.

Cuba está enlazada por aire con 73 ciudades de todo el mundo a través de unas 70 aerolíneas que vuelan hacia polos importantes como La Habana, el famoso balneario de Varadero, Cayo Santa María, el archipiélago de Jardines del Rey, y las capitales orientales de Holguín y Santiago de Cuba.

También operan en la isla 17 compañías de cruceros, con 25 embarcaciones.

El ministro de Turismo resaltó las ventajas que ofrece Cuba para quienes gustan de combinar diversas preferencias en un solo viaje.

Aunque el producto estrella de la isla es el turismo de sol y playa, la riqueza patrimonial y cultural del país es otro de sus atractivos, insistió.

El pasado 18 de mayo Cuba llegó a los dos millones de visitantes extranjeros en lo que va de 2018, año en el que espera recibir un nuevo récord de cinco millones de viajeros.

La isla prevé superar las cifras históricas de casi 4,7 y 4,5 millones de viajeros internacionales que estuvieron en la isla en 2017 y 2016, respectivamente.

Según datos oficiales recientes, Canadá y los países europeos continúan como líderes en la emisión de turistas, al tiempo que Rusia, México, Argentina, China y Brasil han experimentado un “marcado crecimiento”.

Al auge del turismo en Cuba también han contribuido los visitantes de EE.UU., que en 2017 llegaron a la cifra récord de 619.777 -casi el triple que en 2016-, pese a que los estadounidenses no pueden viajar a la isla como turistas y solo pueden hacerlo amparados en doce categorías autorizadas por su Gobierno.

El turismo es la segunda fuente de ingresos de Cuba por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior, lo que supone una contribución del 10 % al producto interior bruto (PIB) y la generación de medio millón de empleos.

Dejar respuesta

14 + 18 =