6 destinos europeos donde celebrar un San Valentín romántico

0
309
couple near Eiffel tower in Paris, romantic kiss

Es un momento del año algo “pegajoso”, no lo ponemos en duda, pero si estás en esos momentos de tu vida en los que sólo te apetece celebrar el amor, te vamos a proponer seis destinos en los que disfrutar de una magnífica escapada “rosa”.

Venice at sunset
Ponte Rialto and gondola at sunset in Venice, Italy
  1. VENECIA misteriosa

Dicen que es la ciudad más romántica de toda Italia, así que si aún no la conoces nunca mejor que visitarla por San Valentín. Podrás disfrutar con tu acompañante paseando por cualquiera de sus 150 canales y admirar muchos de sus más de 400 puentes, pero nada será más dulce y emocionante que uno de esos paseos en góndola de película por Venecia.

Os perderéis entre calles y canales enmarcados por maravillosos edificios barrocos y renacentistas, podréis disfrutar de una copa de vino frente al fantástico el Puente de Rialto, donde el afamado Giacomo Casanova seducía a sus amantes, o capturas bellas puestas de sol desde el Campanile de la Plaza de San Marcos al caer la tarde. Esta fantástica urbe construida en un archipiélago de 118 pequeñas islas junto al mar Adriático está repleta de misteriosos y apasionados momentos para disfrutar en pareja.

Prague – Charles bridge, Czech Republic
Prague – Charles bridge, Czech Republic
  1. PRAGA hechizante

El encanto de sus estrechas callejuelas y ese paseo entre el barrio del Castillo y la Plaza de la Ciudad Vieja te enamorarán. Si sois de los que prestáis atención a los pequeños detalles en sus edificios y el sabor de lo genuino, Praga os mantendrá boquiabiertos durante vuestra visita.

Cientos de puestos ambulantes entre los que dejarse llevar para hacer compras y gran cantidad de restaurante, cafés y bares en los que saborear gastronomía del lugar y buenas cervezas.

El río Moldava divide la ciudad en dos y nos hará cruzar de un lado al otro para descubrir diferentes espacios únicos que nos ofrecerá Praga como el Callejón de Oro, el Puente de Carlos, el inigualable Castillo de Praga o la Ciudad Vieja, una de los espacios abiertos más bonitos de Europa, que data del siglo VIII, que harán de nuestra visita una de las más románticas que podremos disfrutar en Europa.

No debemos olvidar visitar la Ciudad Nueva y alcanzar la Plaza de Wenceslao, donde tuvieron lugar destacados acontecimientos de la reciente historia de la República Checa.

Illuminated Vienna Town Hall building at dusk
Vienna Town Hall at dusk
  1. VIENA palaciega

Una de nuestras escapadas para enamorados favorita es a una de las más bellas capitales europeas, Viena. La que es una de las grandes capitales musicales del mundo, posee mucho más patrimonio artístico que no sólo el musical.

A orillas del Danubio se ubica una urbe con edificaciones palaciegas que nos harán sentir como en un cuento. Una de las más destacadas es el Palacio Hofburg, residencia de los Habsburgo durante más de 600 años y monumento que acumula actualmente más visitas de Viena.

En esa escapada de San Valentín no podremos tampoco pasar sin visitar el Palacio de la Ópera o la Ringstrasse, una de las avenidas principales de la ciudad, por donde se vio presumir de su amor al emperador Francisco José I y Sissi.

Podremos finalizar nuestra visita con un dulce final, degustando en pareja la verdadera tarta Sacher de donde originariamente procede. Pero ojo, aunque la Sachertorte se empezó a comercializar en 1876 en el Hotel Sacher, hoy por hoy podemos encontrarla en muchos y distintos establecimientos que han ido mejorando la receta con el paso de los años.

Sunset over Paris
Sunset over Paris with the view on Eiffel Tower and river Seine, France
  1. PARÍS elegante

Si pensamos en una ciudad romántica, la primera que nos surge sin duda es París, una metrópolis en que cada detalle es elegancia. Su arquitectura, sus cafés, sus calles están llenos de historia y rincones apasionantes que si estamos en un momento para celebrar el amor, entonces es, sin duda, significarán el lugar perfecto al que viajar en San Valentín.

Un recorrido monumental lleno de postales inevitables: La Torre Eiffel, la Avenida de los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo, Notre Dame, el Panteón, el arco de La Defensa, La Opera Garnier, que también ofrece espacios con ambientes menos sofisticados, como Montmartre. Un barrio que es una pequeña ciudad en sí misma, llena de artistas callejeros y cabarets, como el afamado Moulin Rouge, que le dotan de ese aire bohemio y que dispone de unas magníficas vistas de la ciudad de París desde la maravillosa Basílica del Sacré Cœur.

Si además el arte es una de vuestras debilidades, la capital francesa nos ofrece más de 150 museos entre los que destacarán el Museo de Orsay, el Pompidou y magnífico Louvre, el museo más visitado del planeta, en el que disfrutar de las principales obras de la historia del arte.

Parliament building in Budapest, Hungary
Parliament building in Budapest, Hungary at sunrise
  1. BUDAPEST sorprendente

La que es conocida como la perla del Danubio es una ciudad de belleza inconmensurable. Sus calles y clásicos edificios están llenos de encanto e indudable influencia soviética y alemana en sus construcciones, y puede presumir de tener una historia apasionante, aunque también de gran dureza. Dividida en 2 partes que contrastan, Buda y Pest.  Esta última es, sin duda el alma de la ciudad, de tal modo que dicen que los que duermen en Buda viven en Pest. Una opción perfecta para tu celebrar tu San Valentín.

Durante la visita, no podremos perdernos su Parlamento, edificio más representativo de la capital húngara, el Castillo de Buda o Palacio Real, una de las instantaneas más usuales del viaje, o su Puente de las Cadenas, el puente más antiguo de la ciudad.

 

Westerkerk (Western Church), with water canal view in Amsterdam.
Westerkerk (Western Church), with water canal view in Amsterdam. Netherlands.
  1. AMSTERDAM picante

Si hay una capital picante para una escapada de San Valentín divertida en pareja es Amsterdam. Más de 75 kilómetros de canales y 1000 puentes, la convierten en la llamada Venecia del norte.

Fue fundada allá por el siglo XII, y en sus orígenes era un pequeño pueblo pesquero, hasta convertirse actualmente en la mayor ciudad del país, con gran actividad cultural y financiera.

Es perfecta para recorrer en bicicleta todos sus barrios, en los que podremos realizar pequeñas paradas visitando sus particulares pubs o incluso algún que otro coffee shop, locales en que es legal el consumo de pequeñas cantidades de marihuana.

Una de las visitas inexcusables será su conocido barrio rojo, donde este color abundará iluminando algunos de los escaparates y locales en los que se exhiben y trabajan legalmente las prostitutas de esa área de la ciudad.

 

Dejar respuesta

2 × cuatro =