De ruta por los mercados de Madrid

0
437

Son uno de los principales atractivos gastronómicos de Madrid. La mutación del mercado de abastos clásico al concepto gourmet ha llegado para quedarse. Vamos a hacer un pequeño recorrido por algunos de los más destacados en la capital de España donde disfrutar del mejor ambiente y los mejores productos.

Los mercados de abastos siguen siendo un centro de encuentro muy importante en grandes y pequeñas ciudades. El mercado tradicional es capaz de aglutinar gran parte de la actividad económica y la vida social de los principales barrios de las ciudades de toda España.

Son cientos los que están distribuidos por todo Madrid pero la zona centro de la ciudad reúne a los más importantes y conocidos. Mercados que se han reconvertido en food market y centros de degustación gourmet con productos de la mejor calidad.

En la forma de entender la vida de los madrileños son una pieza fundamental, así como una visita imprescindible para turistas y curiosos de todas las partes del mundo. Cubiertos, al aire libre, de máximo diseño, clásicos, cañí… los hay de todos los estilos y gustos, pero siempre con un denominador común: poder presumir de tener la mejor verdura, fruta, carne y pescado de Madrid.

Antes de comenzar por un recorrido por los más destacados de toda la ciudad, un poco de historia. En el siglo XIX el ayuntamiento de Madrid quiso poner coto a la venta ambulante de alimentos y los problemas de salubridad que generaban. Fue así como comenzaron la construcción de los mercados de Madrid tal y como hoy los conocemos. Los primeros fueron de los la Plaza de la Cebaba, los Mostenses y La Paz.

Esperad un segundo, antes de ir a picar algo qué mejor que darte una vuelta por la Milla de Oro de Madrid. Hablamos de un kilómetro cuadrado en el corazón del barrio de Salamanca ideal para ir de compras donde encontrar las firmas más selectas y lujosas de ropa, complementos, zapatería y joyerías.

Ahora sí, vamos con los mercados más conocidos y solicitados de la ciudad.

Mercado de la Paz

Situado a pocos pasos de la Milla de Oro, este mercado es una mezcla llena de glamur entre tiendas de vino, puestos de comida y lo más de lo más en local gourmet.

Su estética Art Noveau delata el año de su construcción, finales del siglo XIX. Con casi 60 puestos abiertos al público, destacan sus latas de anchoas españolas en conserva, espárragos blancos y foie gras.

A pesar de estar en uno de los lugares más caros de Madrid, será fácil encontrar gran cantidad de puestos regentados por madrileños de toda la vida en los que los precios son bastante asequibles. También será fácil encontrar un trato cercano y muy ameno.

San Ildefonso

Se ubica a pocos metros del lugar que ocupó hasta su demolición en los setenta. Se trataba del primer mercado de abastos cubierto de Madrid.

En la actualidad oferta un concepto moderno de ocio y socialización en torno a la gastronomía. Tiene un aspecto prototípico de food market al estilo de Londres, Nueva York o incluso Bangkok.

Centro neurálgico del concepto urbanita de after work, su ubicación en la calle Fuencarral, en la frontera de los barrios de Malasaña y Chueca (centro de la modernidad y tendencias en la capital).

Mercado de la Cebada

Situado en el distrito centro de Madrid, es uno de los mercados de abastos más grandes de la urbe. Actualmente cuenta con dos plantas con una superficie de más de 6000 metros cuadrados de uso comercial donde se distribuyen un nutrido surtido de comercios de alimentación.

Además de género de primera calidad en una presentación de diez, el mercado cuenta con un espacio infantil, Cebada Kids, donde todos los fines de semana se organizan actividades relacionadas con los productos de temporada enfocadas a la concienciación en una alimentación sana y saludable.

La ubicación es uno de sus principales fuertes, el madrileñísimo barrio de La Latina, uno de los más populares y concurridos de la zona.

Mercado de Antón Martín

En activo desde la década de los 40, Antón Martín fue remodelado por todo lo alto el pasado 2011. Situado en el barrio de Lavapiés, cuenta con más de 60 puestos diferentes con género de la mayor calidad y asequible a todos los bolsillos.

Cuenta con dos pisos en los que encontraras desde puestos de comida orgánica hasta clásicos bares donde sirven ibéricos, jamón y buen queso. Tiene una zona dedicada a demostraciones de cocina y exposiciones de arte. Su ambiente es principalmente indie y es un fiel reflejo de la idiosincrasia del barrio donde se ubica.

Mercado de San Miguel

Está ubicado muy cerca de la conocida Plaza Mayor, y es el mercado más turístico de toda la ciudad. Se trata de un mercado tradicional pero con el tiempo se ha sabido reinventar para situarse a la vanguardia en la transformación histórica de este tipo de locales.

Su estructura de forjado de hierro es única en toda Madrid. En su interior se puede encontrar todo tipo de productos gourmet de máxima calidad, así como turistas de decenas de nacionalidades disfrutando de lo más típico de la cocina española, así como de las propuestas más creativas y apasionantes.

San Miguel tiene un total de 33 puestos con un horario de apertura extendido, ideal para hacer las delicias de madrileños y turistas.

Dejar respuesta

4 − uno =