Denali y su monte McKinley

0
587
Chica-rubia-mirando-Denali-monte-McKinley-alaska
Denali National Park

El Monte McKinley ha sido catalogado como el elemento más impresionante que posee Alaska. Su cima de nieve eterna y abrumadora belleza en contraste con el verde intenso de las laderas y el colorido de las flores silvestres, está rodeada por cinco glaciares gigantescos e innumerables caídas de agua que convierten este paisaje en todo una atracción para el visitante.

Es el pico más alto de toda América del Norte y con sus 6.200 metros de altura puede ser visto en el horizonte a más de 300 kilómetros de distancia.

Su nombre nativo es Denali, que significa en el idioma de los Athabaskan, “el grande”. Está ubicado en el corazón del interior de Alaska y es el principal encanto de lo que hoy se conoce como el Parque Nacional y Reserva Denali. Con una superficie total igual a Cataluña, es considerado visita obligada para todo aquel que se aventure a conocer la última frontera.

Fauna y flora

Su proximidad al Ártico caracteriza su paisaje, fauna y flora. Taiga y tundra cubren la mayor parte del parque y es por ello que ha sido designado como Reserva Internacional de la Biosfera, debido a su importancia para el estudio de ecosistemas árticos.

Alaska-Denali-National-Park
Alaska, Denali National Park.

Caminar durante días en el interior del parque será la única forma de poder integrarse en la naturaleza y disfrutar de su entorno, en el que no se permiten coches para no contaminar la región. Sólo una línea de autobuses, que se para donde tú quieras y luego te recoge en cualquier punto de la carretera, se pasea desde el centro de visitas hasta el interior durante todo el día.

Para aventureros

Para los espíritus aventureros, mi consejo es que preparéis una mochila con todo lo que necesitéis para un día, dos o los que apetezcan, coger el autobús, bajaros donde la vista no asimile la belleza del lugar y disfrutéis de una estancia única e indescriptible en compañía de la naturaleza en su estado más puro.

Denali-National-Park-Alaska
Glaciar Kahiltna en Denali National Park – Alaska.

Si el cuerpo os pide pasar alguna noche dentro del parque, existen más de una zona de acampada que están acondicionadas contra los peligros de las posibles visitas de osos y otros animales de la zona en busca de comida.

Dejar respuesta

diez + 9 =