El High Line Elevated Park de Nueva York, una moda urbana que marca tendencia

0
1567

Descubrir las ciudades y cómo se reinventan es una forma espectacular de viajar. En esta nuevo concepto, los “High Lines” se han convertido en una nueva forma de aprovechar espacios que aparentemente parecían inútiles, aportando zonas verdes en pleno centro de ciudades como Nueva York.

Las antiguas vías del tren que ya no se utilizaban en la ciudad de Nueva York fueron el escenario perfecto para llevar a cabo un proyecto que se ha convertido en todo un icono de la ciudad y está marcando tendencia en el mundo como reclamo turístico de las ciudades.

Un poco de historia

Durante la década de los 60 y los 70 pasaban estas vías de tren estaban activas para el transporte de mercancías y personas. Sin embargo, un nuevo plan del gobierno americano hizo que estos raíles se quedaran sin trenes y el tráfico se desvió por nuevas vías para llegar al centro de la ciudad más rápido.

Tras la inactividad, las vías estuvieron descuidadas y el espacio se empezó a deteriorar poco a poco, hasta que los vecinos empezaron a quejarse y a buscar una solución. Años más tarde se aprobó la construcción del High Line Elevated Park: un largo parque peatonal que recorrería las antiguas vías y serviría como reclamo turístico de la ciudad de Nueva York. Algunos expertos ya comparan su importancia con el mismísimo Empire State o la Estatua de la Libertad. La obra se encargó a los estudios Diller Scofidio + Renfro y James Corner Field Operations.

El parque se construyó en tres fases diferentes para ver el impacto que tenía en la sociedad. En junio de 2009 se abrió el primer tramo y el proyecto maravilló a los vecinos. Tras dos años, en 2011 se completó la segunda fase y a finales de 2014 se finalizaron las obras y todos los tramos quedaron abiertos al público.

High Line

El High Line tiene un recorrido total de unos tres kilómetros y permite contemplar las vistas de Manhattan, además se pueden observar los rascacielos desde una altura considerable así como el resto de la ciudad de Nueva York, ya que las vías están elevadas a varios metros sobre el suelo.

El parque recorre las calles del antiguo puerto de Chelsela, lugar al que tendría que haber llegado el famoso Titanic en su viaje inaugural. Si cogemos el metro en la estación mas cercana al parque estaremos en Times Square en pocos minutos, por lo que otra de las facilidades que ofrece el parque es su buena ubicación en el centro de la ciudad.

Para planear una buena visita hay que tener en cuenta que el paseo por Chelsea Market y el High Line tiene una duración aproximada de dos o tres horas, dependiendo del tiempo que se dedique en los distintos puestos del Chelsea Market y las pausas que se vayan haciendo durante el recorrido para ver las vistas y hacerse las requeridas fotos y selfies.

El parque ofrece clases de Tai Chi, meditación, visitas guiadas o recitales de poesía de forma periódica. Además de eventos culturales, familiares y programa para adolecentes son algunos ejemplos que puedes encontrar en una visita al High Line Elevated Park. Si planeas una visita a Nueva York, visita su web para consultar las novedades y horarios.

Otros ejemplos

Nueva York no ha sido la única ciudad en llevar a cabo una iniciativa de este tipo, por ejemplo, en la ciudad de Seúl también se ha construido un parque similar, obra del estudio holandés MVRDV. Seoullo 7017 Skygarden es el nombre del proyecto que alberga la mayor variedad de especies de plantas coreanas que discurre por una antigua autovía de casi un kilómetro de longitud. En total se han incluido 24.000 plantas.

En la capital francesa también encontramos un parque elevado en las antiguas vías del tren. Se trata del proyecto Coulée verte Rene-Dumont, inaugurado en el año 1993 y que muchos dicen que inspiró su equivalente neoyorquino. El parque se ha convertido en todo un símbolo para la ciudad.

La ciudad de Londres acaba de aprobar la construcción de The Camden Highline, un parque que estará ubicado en el moderno barrio de Camden. El recorrido de este High Line iría desde el mercado de este barrio hasta la estación de Kings Cross, una de las más transcurridas de la capital inglesa. El High Line transcurrirá por encima de siete puentes. Como la noticia se acaba de conocer, el proyecto aun está en pañales, pero el proyecto será dirigido por Studio Weave y Architect 00, dos prestigiosas empresas con una larga trayectoria.

Estas iniciativas pretenden que las urbes se sitúen a las cabeza de los rankings en cuanto a contaminación, zonas peatonales y verdes, ofreciendo una alternativa turística y un pulmón extra de oxigeno a las ciudades.

Dejar respuesta

diez − 9 =