El turista: ese perfil con cientos de semejanzas y miles de diferencias

0
247

Amantes de la buena comida, el lujo, la aventura, el yoga o las labores humanitarias son algunos de los diferentes perfiles de turista analizados por IMF Business School.

El verano ha llegado y con él los turistas. Según los últimos datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, España recibirá un 2,3% más de turistas internacionales que en 2017 durante la época estival, superando los 30 millones de visitantes. Miles de personas con gustos, preferencias y necesidades diferentes, que en la mayoría de las ocasiones solo comparten el hecho de ser turistas.

Sin embargo, el desarrollo de la oferta turística unido al aumento de una demanda cada vez más variopinta ha dado lugar a nuevos perfiles, que poco o nada tienen que ver con la imagen de turistas con hijos cargados de maletas en destinos con una gran oferta de actividades en las que mantener entretenida a toda la familia.

En LookOut Pro hemos analizado cómo son los perfiles de los nuevos turistas:

Deluxe. El turismo de alto standing no deja de crecer. De hecho, el pasado año el gasto de los turistas extranjeros con elevado poder adquisitivo aumentó un 26%, según el operador de ‘tax free’ Global Blue. Estos turistas se caracterizan por elegir destinos exclusivos, enclaves selectos que se llenan de glamour y, también, de mucho derroche.  

Foodie. Este tipo de turista se ha aliado con las redes sociales para compartir los manjares con los que se deleita cada día y busca destinos en los que poder probar nuevos sabores. El turismo gastronómico se encuentra en auge, tal es así que existen agencias especializadas en estos viajeros, que ansían conocer un destino a través del paladar, que ofrecen tours culinarios, paseos gastronómicos o catas de vino, entre otros.

Low Cost. Algunos creen que éste es el perfil más común de turista en nuestro país debido a la gran oferta existente en comparación con otros países de Europa. Se trata de turistas jóvenes que están siempre atentos a las ofertas que surgen y cuyo destino está suscrito al más barato. No importa si es a Tokio o Barcelona, para ellos, lo importante es viajar, cuanto más mejor, de ahí que se conozcan al dedillo los mejores sitios web y apps para irse de vacaciones al mejor precio.

Single. Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas, casi el 32% de los adultos de nuestro país está sin pareja.  Ser single se ha convertido en un estilo de vida y, en cuanto a viajar se trata, no sólo disponen de más presupuesto que una familia media, sino que muchos de los paquetes que se ofrecen a este tipo de turista hacen hincapié en ir dirigidos a solteros, divorciados y viudos. ¿El objetivo? Conocer gente en su misma situación sentimental mientras disfrutan de un crucero con actividades que propician el trabajo de cupido.

Voluntario. Irse de vacaciones sin más para estar tumbado mano sobre mano no va con su forma de ser, prefieren destinar su tiempo libre a ayudar a los demás. Desde viajes de voluntariado a favor de la conservación de la fauna hasta estancias de acción humanitaria. Suelen ser viajeros con profesiones orientadas a la educación o cuidado de las personas. Un ejemplo de ello es Mark Gasol, voluntario este verano en la ONG Proactiva Open Arms para rescatar inmigrantes en el mar.

Aventurero. Un nuevo tipo de turismo con una facturación global de 263.000 millones de dólares anuales, según datos de la Adventure Travel Trade Association (ATTA). Este perfil busca actividades cargadas de adrenalina y que supongan un nuevo desafío personal: desde mochileros que recorren el mundo sin un duro hasta aquellos que se apuntan a competiciones a nivel mundial como Global Scavenger Hunt.

Solo Female. Ya lo decía Beyoncé: “Who run the world?”. Las mujeres han tomado las riendas y deciden viajar sin compañía alguna para encontrarse a sí mismas y disfrutar. Para organizar su viaje, suelen apoyarse en una red de blogs, páginas web, guías exclusivas, etc. que han sido escritas por y para ellas; como la web “Viajo Sola”.

Zen. Sesiones de yoga, meditación, tratamientos holísticos, terapias para dejar de fumar o adelgazar… un sin fin de posibilidades que atraen cada día a más viajeros. Una buena forma de aprovechar una escapada para encontrarse con uno mismo y mimarse en cuerpo y mente.

Eco-friendly. Estos turistas huyen de las grandes ciudades en sus escapadas y buscan entornos naturales, habitualmente en pequeñas localidades, interesados por conocer a la población local, su historia, su forma de vida… Son conscientes del impacto económico, social y medioambiental que ejercen sobre el lugar de destino y eligen empresas que respeten el medio ambiente.

Adults only. Son aquellos turistas que eligen alojamientos en los que no puedan ir niños. Ya sean padres que necesitan un descanso y hacer una escapadita los dos solos o parejas sin hijos que quieren disfrutar de unas vacaciones sin decenas de pequeños gritando y alborotando en la piscina. Además, no solo se trata de hoteles, algunas aerolíneas se han sumado a esta iniciativa y ofrecen zonas restringidas a los menores de 12 años.

Fabs. Los mayores de 50, también conocidos como Baby Boomers, son turistas vinculados años atrás al cuidado de los nietos durante de las vacaciones y sin capacidad de elección del destino vacacional durante el verano. Sin embargo, se trata de un nuevo perfil que prefiere viajar sin prisas, acompañados de personas de su misma generación y con el objetivo de disfrutar de actividades alejadas de las típicas tardes de bingo y bailes de salón.

Dejar respuesta

dos × dos =